Testimonios

Testimonios destacados

Al principio estaba incrédula, pero me transporté. Me recosté en el sillón y a medida que el doctor me iba hablando comencé a entrar en trance. Sentía el cuerpo pesado, pero muy agradable y recordé cosas que al parecer se habían borrado de mi memoria. Me acordé que empecé a fumar realmente pequeña, como a los nueve años, y eso porque me mandaban a prender los cigarros, como una gracia. Pude ver ese episodio de mi vida en tercera persona y rescatar a esa niña que era yo. Desde ese momento no he vuelto a fumar y ya han pasado unas semanas, lo que es mucho para mí.
Claudia FuentesAuxiliar de Enfermería
Vine por recomendación de una tía. Lo que pasa es que sentía mucha presión, por mi examen de grado, porque en 40 minutos tienes que demostrar todo lo que aprendiste en todos los años que estuviste en la universidad. Es algo muy complejo y la carga psicológica era muy pesada. Necesitaba de esta ayuda.
César ReyesEstudiante de Leyes
Le conté de lo que me pasaba a mí, y me dijo que era tratable también con la hipnosis regresiva así que lo intenté. Además que fue una buena fórmula para acompañar a mí hijo en el proceso.
Claudia FuentesAuxiliar de Enfemería
WhatsApp chat